Volver a El Arte de la Sexualidad

El Secreto para un Sexo Estupendo

 

 

El secreto para un sexo estupendo es saber que no hay secretos. Odio disentir con todos, pero no hay una sola filosofía o técnica sexual que resulte en buen sexo y poderosos orgasmos para todas las mujeres, ni siquiera en la mayoría de ellas. Soy consciente de que esto es contrario a lo que muchos afirman y otros creen.

La razón es que no hay dos mujeres exactamente iguales en sus necesidades y deseos sexuales. Cada mujer es única en sí misma, física y mentalmente. Cada mujer debe descubrir para sí misma qué está bien y es lo mejor para ella. Nadie puede predecir con algún grado de exactitud qué satisfará sexualmente a una mujer. Aseverar que se puede es engañoso y perjudicial para las mujeres. Creer que ese secreto existe le limita a la mujer inconscientemente su potencial sexual y en gran medida bloquea sus esfuerzos por descubrir la felicidad sexual.

Desgraciadamente, en el proceso de describir la sexualidad femenina puedes inadvertidamente definirla. Una descripción incompleta de la sexualidad femenina frecuentemente resulta en una descripción estrecha de lo que es. Si una persona les pide a diez mujeres que describan su sexualidad, y publica en un libro estas descripciones, aquellos que leyeran este libro darían por supuesto que estas diez mujeres han definido la sexualidad femenina en su totalidad. Si existiese la posibilidad de otras formas de sexualidad femenina, otras mujeres habrían sido incluidas en el libro, o así podría creer el lector. Esto puede tener un efecto perjudicial en la lectora que no se ve a sí misma descripta en las páginas de este libro. Puede sentir que hay algo malo en ella que necesita cambiar. Si su pareja espera que ella sea como alguna de estas diez mujeres, también puede suponer que algo anda mal en ella.

Los libros y revistas que anuncian contener los secretos del sexo a veces tienen una muy estrecha visión de lo que quieren y disfrutan sexualmente las mujeres. Esto es porque los autores de estos libros y artículos han consultado a un número muy pequeño de ellas. Dado el gran número de mujeres en el planeta, aún una muestra de mil mujeres es minúscula. Estos libros y revistas no es que estén equivocados, sólo están incompletos. Sólo se aplican a un pequeño porcentaje de mujeres. Aún combinados, no pueden aplicarse a todas las mujeres.

La mayoría de los libros y artículos de revistas que tratan sobre la sexualidad femenina no deben usarse para otro propósito más que para la recopilación de ideas. Si quieres probar algo nuevo, o todavía no has encontrado algo que funcione, te dan algunas nuevas ideas para intentar. Nunca debes considerarlas el Santo Grial del sexo, y definir tu sexualidad basada en su contenido. Si pruebas lo que recomiendan y no funciona, o no lo disfrutas, entonces cámbiate a algo más. No te juzgues a tí o a tu pareja basada en los contenidos de estos libros y revistas.