Volver a Consejos

Secretos Compartidos

Secretos Compartidos de Radio Rebelde.

¿En verano? mejor con agua tibia.

Existe la creencia, bien extendida por cierto, de que en los meses estivales lo mejor para paliar el intenso calor es darse duchas o baños con agua fría, y mientras más fría pues mejor.
Craso error. Aunque momentáneamente pueda parecerlo a los pocos minutos solo logramos el efecto contrario. Ello se debe a que no tomamos en cuenta elementales leyes de la Física.
Veamos. El cuerpo humano debe estar entre 36 ºC y 37 ºC, esta es la temperatura a la que todos los órganos internos funcionan a la perfección.
Cuando bajamos la temperatura corporal de una manera muy brusca, tal es el caso de un baño con agua bien fría, nuestro organismo intenta recuperar a la mayor brevedad posible los 37 ºC.
Como este proceso conlleva un gasto de energía provoca calor, de ahí que en pocos minutos se volvamos a sentir calor y hasta sudemos o nos sofoquemos.
¿Lo ideal según los especialistas? Sencillo: dese un baño con agua tibia.
Algo similar sucede cuando tomamos bebidas muy frías. De momento, frescor, pero luego, deseamos beber y beber más líquidos.
Además, debe saber que el agua fría se absorbe en el torrente sanguíneo con más dificultad que la tibia o la caliente; esa es la razón por la cual el agua a temperatura ambiente o templada hidrata el cuerpo con más facilidad y mantiene la humedad por más tiempo.

Ojo, mucho ojo con el estrés visual.

Sí Usted, como yo, se encuentra en el grupo de las personas que permanecemos largas horas frente a la pantalla de la computadora u ordenador podemos sufrir de estrés visual debido al excesivo esfuerzo ocular si no tomamos las medidas pertinentes.

Algunos síntomas de esta dolencia son presentar cansancio en la vista, visión borrosa, dolores de cabeza, fatiga general y dolores musculares en la zona cervical y de la espalda.

A veces, aunque la agudeza visual es correcta, se siente que la visión no es cómoda, sobre todo, en distancias cortas. En ocasiones ello se debe a la fatiga visual o astenopia, este término aunque significa “visión escasa”, no está referido a la disminución de la función visual, sino a las molestias causadas por un esfuerzo voluntario del aparato visual para acomodar y ajustar la vista.

La sensación de cansancio ocular es habitual en quienes realizamos un trabajo a corta distancia y durante tiempos prolongados.
Según los especialistas, los síntomas más habituales de la astenopía son: malestar ocular con tensión ocular, visión borrosa, sensación esporádica de diplopía (visión doble), sensación de cansancio ocular y pesadez en los ojos; enrojecimiento ocular, escozor y aumento de la secreción de lágrimas; disminución de la agudeza visual y percepción borrosa de los objetos; además de dolor de cabeza.

Precisan que el esfuerzo ocular que debe hacerse para conseguir una visión adecuada mantenida hace que la persona tenga la sensación de que disminuye, aunque sea de manera transitoria, su agudeza visual.

A fin de disminuir el estrés visual los especialistas recomiendan pautas ergonómicas entre las cuales se hallan que el asiento que usemos tenga un respaldo que posibilite sentarse en una postura equilibrada.
Debemos sentarnos con la espalda bien recta, con los pies apoyados sobre un soporte y con una posición del tórax que permita respiraciones profundas: asimismo, la inclinación de la superficie de trabajo debe ser de unos 25 grados a partir de la superficie horizontal, para reducir la tensión sobre la cabeza, hombros, cuello y ojos.

Si trabajamos de cerca, debe realizarse a la denominada distancia de Harmon —el codo debe descansar en el escritorio y los nudillos, en la barbilla— con una pequeña inclinación de la cabeza hacia abajo. Suele ser de 40 centímetros.

Un papel esencial lo tiene una adecuada iluminación del local donde trabajemos. Se establece que la luz directa debe entrar por el lado opuesto a la mano que se utilice para evitar sombras.

Resulta conveniente hacer pausas para evitar permanecer muchas horas con la vista fija en la pantalla, así como hacer descansos para enfocar la vista a distancia. Exponen los especialistas que resulta ideal tomar un minuto por cada 15 para ayudar a disminuir la fatiga ocular. Durante este tiempo puede mirar hacia otros lugares.

Los secretos de la luna que a todos fascinan.

Existen fenómenos de la naturaleza que la ciencia estudia hasta el detalle; sin embargo, no por ello dejan tras sí certezas y dudas que pasan de una a otra generación y devienen leyendas.
Ese es el caso de las fases de la luna; aunque está científicamente probado que influyen en el estado de ánimo de las personas, varían la vitalidad, la capacidad intelectual y sensibilidad, quizás algunos duden aún de esas verdades.
“Allá colgada en el cielo, la luna nos fascina. Por eso se le atribuyen poderes mágicos y misteriosos, como convertir a un hombre en lobo o hacer que el pelo nos crezca más rápido. Pero más allá de los mitos, el satélite de la Tierra es en verdad único y sí ejerce una extraordinaria influencia sobre el Planeta.
La orquestación de las mareas, su papel en el inicio de la vida terrestre y cómo marca el ritmo y hasta la estabilidad del mundo son algunos de los asombrosos poderes reales de la Luna”-según afirma un fragmento de un trabajo periodístico sobre el tema publicado en el sitio web de la BBC-.
Según afirman los estudiosos, en un año la luna realiza trece recorridos en torno a la tierra, es decir que se producen trece lunaciones. Cada una dura aproximadamente 29 días y se divide en cuatro etapas llamadas fases.
El periodo de la luna nueva es de una gran energía. Se siente un fuerte deseo de iniciar alguna cosa pero sin saber realmente qué. En esta fase lunar es posible que las personas se sientan perturbadas por lo que es conveniente no tomar ningún tipo de decisión importante, ni asumir responsabilidades o actividades de envergadura durante los tres primeros días de esa fase.
Podrá planificar y meditar sobre lo que le interese poner en marcha durante los próximos 28 días. También se deben evitar las discusiones, es aconsejable mantenerse tranquilo y no hacer actividades que necesiten mucha atención o desempeño personal.
Durante este período se recomienda iniciar dietas para bajar de peso. El ayuno es recomendable en esta fase lunar como se indica en “La dieta de la Luna; además, si se corta el pelo en esta fase lunar crecerá más rápido y se recomienda no depilarse durante luna nueva ya que el vello progresará más rápido.
Es un tiempo favorable para abonar y arar el suelo, óptimo para la siembra de grama si se acompaña de tiempo lluvioso. Es el mejor periodo para desintoxicar el cuerpo.
Es la fase indicada para acumular energía. Solo hay una luna nueva al mes y sus efectos influyen en mayor medida un día antes y otro después.
Otra fase de interés es la luna creciente. El cuerpo presenta una disposición natural a absorberlo todo en mayor cantidad o más rápido. La inteligencia se torna más clara, diáfana, es aquí cuando de nuestro esfuerzo depende el éxito o la buena culminación de lo iniciado en el período anterior.
En estos días se es más objetivo; existe buena fe fase para la productividad y la aceleración de los trabajos cotidianos. El cuarto creciente favorece la firma de contratos, exposición de trabajos, hacer relaciones públicas y reorganizar los negocios.
En las actividades que están en marcha, pueden surgir nuevas cosas o algunas dificultades. En esta etapa los fluidos ascienden generando el crecimiento de lo que encuentren a su paso, por eso es una fase adecuada para el desarrollo. La Luna creciente es favorable para introducir cambios en viejos hábitos, modos de pensar, actuar y sentir.
Las plantas, cuando son abonadas y cuidadas en esta fase, crecen rápidamente. También es favorable para plantar cualquier variedad de flor. Es buena para potenciar el crecimiento del cabello, por lo que es recomendable cortarse el cabello o las puntas. Está fase está durante alrededor de 13 días al mes.
Los efectos de la fase de la luna llena se prolongan un día antes y otro después, su punto de máximo crecimiento da momentos de plenitud y exaltación. Todo lo que fue planificado y meditado durante la Luna Nueva y realizado en la Luna Creciente llegará a su máximo desarrollo; es en este ciclo cuando vemos el resultado de lo que sembramos y cuidamos con amor y dedicación. Las personas se tornan más receptivas, y las relaciones sociales más favorables.
No es buen momento para someterse a cirugías durante esta fase, dado a que el riesgo de hemorragias es mayor. El día de luna llena suele estar marcado por un gran movimiento, excitación, alegría y expansión de las masas en general. Favorecerá la comunicación de las ideas y la puesta en marcha de todos los proyectos.
La luna llena favorece a los enamorados ya que actúa como un afrodisíaco e invita al amor. Óptimo para realizar cualquier tipo de tratamiento capilar ya sea médico o de belleza como tinturas y permanentes.
La menguante es la indicada para la reflexión de los proyectos y acciones emprendidas. Representa un período final y al mismo tiempo el momento de prepararse para un nuevo ciclo de experiencias. Es tiempo para finalizar con los detalles y cabos sueltos. Es el momento óptimo de tener la experiencia de tomar lo que lleva al crecimiento interior y de desechar todo lo que pueda significar un obstáculo en el proceso evolutivo.
La luna menguante es favorable para descansar, relajarse y comenzar a usufructuar de los cambios y acontecimientos. Los planes que ya están encaminados deben ser concluidos; de lo contrario, existe el peligro de la dispersión e indefinición.
Este período es también ideal para realizar el ayuno de la “dieta de la luna” ya que el organismo resistirá mejor y te ayudara a mantenerte con el peso deseado.
También es muy buen período para iniciar cualquier tipo de tratamiento médico, de limpieza o depuración como el cuidado de la piel, no referido al aseo cotidiano o la aplicación de cremas, sino el cuidado de una piel con problemas como acné, impurezas, granos y similares, ya que casi nunca quedan marcas durante luna menguante, por ejemplo utilizando mascarillas faciales especiales.
El cabello cuando es cortado en esta fase crece lentamente, más grueso y con la raíz más fortalecida. Es ideal para depilarse, ya que retardará el crecimiento del vello y al mismo tiempo lo debilitará. Si quieres trasplantar alguna planta o exterminar insectos, esta fase lunar es la más indicada, dura unos 13 días.
Cierto o no las afirmaciones mencionadas, ahí está la luna para contemplarla; unas veces discreta, otras esplendorosa, con sus secretos que a todos fascinan.

Te sacian pero, no engordan.

Según los especialistas en nutrición son los platos calientes, los alimentos enteros y aquellos que contienen mayor cantidad de proteínas, agua y fibra —como las verduras, legumbres, carne magra o los alimentos integrales— son los más adecuados para saciar el apetito.
Ante todo, debe saber que nuestro estómago se dilata cuando recibe los alimentos y los receptores de sus paredes internas transmiten una señal nerviosa al cerebro —a través del nervio vago— para informar de que el principal órgano del aparato digestivo está lleno y debemos parar de comer. El apetito retorna cuando el estómago se vacía, más o menos tres horas después de haber comido.
De acuerdo a experimentos efectuados en hombres y mujeres con más de una treintena de alimentos se registró que la mayor capacidad de saciar la tenían los alimentos ricos en proteínas, fibra y agua. Las frutas y verduras –sobre todo la papa cocida-, las legumbres, la carne magra, el pescado, el huevo y los alimentos integrales -como la pasta, el arroz, el pan y los cereales- produjeron mucha mayor saciedad que pasteles, dulces y galletas.
Asimismo, determinaron que un plato caliente sacia más que uno frío, sumemos a ello que los ingredientes enteros también sacian más que si se consumen triturados.
Particularmente en cuanto a frutas y verduras apenas poseen calorías y contribuyen a que no se consuman otros alimentos más calóricos. Son muy recomendados los puerros dado su alto contenido en vitaminas A y C, así como en folatos.
Respecto a la papa cocida cumple la función de una verdura dado su importante aporte de fibra, la sensación de saciedad que genera y la manera en que facilita el tránsito intestinal. Se sabe que una ración de 180 granos aporta tres gramos de fibra, más del 10% del consumo diario recomendado.
En cuanto al huevo, aumentan la sensación de saciedad y es uno de los alimentos que más tarda en vaciarse del estómago. De acuerdo a estudios pudo comprobarse que comer huevos en el desayuno favorecía disminuir la ingesta de calorías a lo largo del día. De igual manera, se determinó que las personas con sobrepeso que desayunaban huevos cinco días a la semana, en vez de panes y dulces, perdían más peso.
Ahora bien, la ingesta de alimentos depende, en gran medida, de la edad y actividades que desarrollemos, de ahí que siempre sea conveniente consultar a un facultativo.

Ideal para bajar la fiebre y mucho más.

Un amplísimo espectro de uso en la medicina tradicional posee la naranja agria. Así, es empleada para combatir los cólicos (aire), conjuntivitis, diarreas, dolores de cabeza, fiebre, flatulencias, gripes, parásitos intestinales y la tos. Para ello se utilizan diversas partes de la planta como las hojas, el jugo de los frutos, y la cáscara.
Si se desea eliminar la fiebre se prepara una decocción con una o dos cucharaditas de cáscara en una taza de agua y se deja hervir durante unos diez minutos en un recipiente tapado. Posteriormente se filtra, se deja enfriar. Puede beberse una taza tres veces al día.
Para combatir las flatulencias o gases lo idóneo es hacer una infusión con un litro de agua hirviendo donde hayamos puesto la cáscara de medio fruto. Se tapa el recipiente y se deja reposar de cinco a diez minutos, luego se filtra y se toma, según sea necesario.
La naranja agria, cuyo nombre científico es Citrus aurantium L. pertenece a la familia Rutaceae. Es un árbol que alcanza hasta diez metros de altura; de copa redonda, sus ramas están armadas de agudos aguijones, más bien flexibles.
Sus flores, llamadas azahares, son axilares, solitarias o en racimos, perfumadas y de color blanco, y las bayas o frutas, globosas, de 7 a 9 centímetros de diámetro, tienen el corazón hueco cuando están completamente maduras; la corteza gruesa, más o menos rugosa y la pulpa ácida.
Las hojas, de 7 a 10 cm, agudas a acuminadas; pecíolo anchamente alado. La madera, excelente, es de color amarillo claro, lustrosa, dura, pesada, fina, resistente, fácil de trabajar pero no duradera.
Sus frutos son muy ricos en vitamina C, contienen tiamina y folatos, dos vitaminas del complejo B; en tanto los tegumentos entre los gajos contienen pectina, fibra soluble que disminuye el nivel de colesterol en la sangre, y las membranas, bioflavonoides que tienen propiedades antioxidantes.

¿Cuello roto? Varíe sus rutinas.

Ante todo aclaremos el título del trabajo. No nos referimos en esta oportunidad a roturas del vestuario sino al nombrado “síndrome de cuello roto”. Este consiste en el dolor cervical provocado por adoptar malas posturas cuando usamos tabletas, laptops, teléfonos móviles o por su uso excesivo.

Se trata de un dolor, puede ser muy agudo, que no se limita al área cervical sino que se extiende a la cabeza, los hombros y la espalda.

Según los expertos el malestar se produce porque como norma inclinamos la cabeza hacia abajo para consultar el teléfono celular, usar el table o tableta y también los ordenadores. Exponen que el ese gesto ocasiona que los músculos posteriores del cuello trabajen mucho pues deben soportar más peso.
De acuerdo a un estudio publicado en la revista Surgical Technology International se calcula que una inclinación de 60 grados puede suponer para la espalda el esfuerzo equivalente a cargar sobre los hombros 27 kilogramos. De igual manera se dice que el gesto de “sacar el móvil del bolsillo e inclinar la cabeza hacia abajo supone tal esfuerzo para la columna vertebral que, a la larga, puede provocar dolores y problemas musculares en la espalda”.

Más no se trata de prescindir de la tecnología sino de utilizarla de forma adecuada, sin perjuicio para nuestra salud. Los investigadores manifiestan que la solución es bien simple: levantar los brazos a la altura de la cara y mirar el aparato con la cabeza erguida.
Cambiar los hábitos de la postura resulta vital, por supuesto, no resulta fácil porque la mala posición se adopta, casi siempre, de manera inconsciente. En este campo son válidas iguales recomendaciones ergonómicas que brindamos recientemente para evitar el estrés visual.

Le recordamos la necesidad de mantener la espalda recta y der ser necesario levantar el dispositivo electrónico a una altura que le permita tener la cabeza recta o ligeramente inclinada hacia abajo.
A lo anterior sume otras sugerencias: al acostarse deseche las almohadas que inclinen mucho la cabeza, pues puede sufrir de alteraciones en la columna vertebral y de contracturas musculares; si viaja en un auto apoye la cabeza en el asiento; manténgase activo, de ser posible haga deportes; y si carga una mochila, muy de moda sobre todo entre los más jóvenes, llévela pegada al cuerpo, a la altura de la zona lumbar o entre las caderas, por encima de los glúteos. Nunca cargue más del 10% de su propio peso.

Lea y actúe en consecuencia.

Aunque se dice y se divulga una y otra vez, a veces hasta el cansancio, no siempre la lógica, la cordura, pero sobre todo la acción se impone. Por ello, cada verano no pocas personas sufren, en algún momento del verano, de intoxicaciones alimentarías. ocasionadas por el consumo de alimentos contaminados.
Sabido es que con el incremento de las temperaturas se multiplican con mayor rapidez bacterias patógenas como la Salmonella y otros microorganismos patógenos que la mayoría de los casos no alteran ni el olor, ni el color, ni el sabor o la consistencia de los alimentos.
Por todo ello, aunque ya se ha explicado una y otra vez, le recordamos que no deben ingerirse ni la leche ni los huevos crudos; mantener las carnes y el pescado refrigerados a temperaturas adecuadas. Si utiliza mayonesa emplee cubiertos o espátulas bien limpias para sacarla del frasco y coloque este en el frío tan pronto termine de deje usarlo.
Nunca deje los alimentos ya cocinados a temperatura ambiente, recuerde cocinarlos bien, evitando dejar partes crudas. Muy importante: no mezcle alimentos crudos con los cocinados.
Las verduras y frutas deben lavarse muy bien antes de ingerirlas al igual que las manos, los utensilios de cocina, las superficies de corte o preparación y por supuesto los paños.

Algunos usos de la nuez moscada que quizás no conocías.

Durante algún tiempo, fue una de las especias más valiosas, se decía que en Inglaterra podrían venderse unas cuantas nueces y obtener el dinero suficiente para permitir la independencia financiera de por vida.
Le hablamos de la nuez moscada cuyo nombre científico es Myristica fragrans Houtt, perteneciente a la familia Myristicaceae, cuyas semillas son muy apreciadas para ciertos platos de carnes, pescados y croquetas, a los que confiere un gusto especial, al igual que a productos horneados, jarabes, bebidas y dulces.

Su uso se ha generalizado, por ejemplo, en la cocina holandesa, mientras en la bávara se emplea, abundantemente, en la producción de las famosas Weißwurst, salchichas blancas.

El aceite esencial, obtenido de la destilación de la nuez molida, se emplea tanto en la industria farmacéutica como en la de perfumería, ejemplo de ello son los dentífricos y los jarabes para la tos.

Mientras en la medicina tradicional tanto la nuez como el aceite son utilizados para tratar enfermedades relacionadas con los sistemas nervioso y digestivo, de forma externa se recurre al aceite para tratar los dolores reumáticos y puede aplicarse como tratamiento de urgencia para calmar los dolores de muelas.

La nuez moscada es, en realidad, el endosperma de la semilla del árbol de igual nombre, de forma ligeramente ovoide, entre 20-30 mm de largo y 15-18 de ancho. Se trata de un árbol perennifolio, de porte bajo, de 5 a 6 metros de altura, aunque puede alcanzar mayor altitud en su medio natural.

La semilla se halla cubierta por un arilo o cobertura carnosa, tramada y de color rojizo. Esta envoltura, convenientemente secada y separada del resto del fruto se denomina macis y es empleada como especia al igual que la semilla. Único fruto tropical fuente de dos especias diferentes.
Da su primera cosecha a los 7-9 años de plantado y alcanza su mayor potencial cosechero a las dos décadas. Una de sus particularidades es que las malas hierbas nunca crecen a sus pies y según muchas leyendas, es un árbol al que le gusta el olor del mar.

La flor del moscadero produce un fruto amarillo y redondo muy parecido al melocotón. Cuando llega a la madurez, se parte en dos y aparece una corteza marrón oscuro cubierta por un arilo en forma de red de tonalidad rojo intenso.

En la República Dominicana se ha usado mucho para agregarla al café, también para el “ponche” casero, realizado, básicamente con leche, huevo y nuez moscada. Tiempo atrás se recurría a ella para combatir la anemia.
Posee un efecto natural estimulante y anestésico en el estómago y los intestinos, reduce las náuseas y los vómitos, valida también para las gastroenteritis y excelente contra las diarreas y alivia los dolores abdominales.

La denominada nuez moscada común o fragante (Myristica fragrans) es oriunda de las Islas Bande, Indonesia, asimismo se cultiva en el Caribe, sobre todo en Granada, país que la tiene representada en su enseña nacional.

Vegetales: extreme los cuidados durante el verano.

Aunque ellos resultan imprescindibles para mantener una dieta balanceada y saludable a lo largo de todo el año, en el verano resultan ideales. Nos referimos a los vegetales, pero ojo, debemos extremar la higiene en su manipulación a fin de evitar toxiinfecciones.

Primeramente, seleccione vegetales lo más frescos posibles, sin daños o magulladuras, prefiera aquellos que estén enteros y deseche los que se exhiban cortados o troceados.
Al comprarlos, manténgalos separados de otros alimentos como la carne, el pescado, el pollo o los huevos, de este modo evitará que los patógenos pasen de un alimento a otro. Al guardarlos en el refrigerador póngalos aparte en superficies bien limpias.

Para mantener su color y textura crujiente no los cocine demasiado; si adquieren a un color amarillento y su textura es demasiado blanda, significa que la cocción se ha excedido; retírelos cuando estén al dente, así mantendrá las vitaminas y los minerales.
Asimismo, no adicione mucha sal en el agua de cocción porque los vegetales no pierden sus propias sales minerales; recuerde enjuagarlos con agua fría para fijar la clorofila y mantener un color verde intenso.

Para cortarlos utilice una tabla y cuchillos bien desinfectados y recuerde preparar solamente la cantidad a consumir.

En turrones y mucho más…

Su nombre científico es Arachis hypogaea L., pertenece a la familia Fabaceae, es originario del continente americano, donde ha sido cultivado desde hace 8000 o 7000 años. Descubrimientos arqueológicosrealizados en Pachacamac y otras regiones del Perú ponen de manifiesto representaciones suyas en piezas de alfarería.

Nos referimos al maní, palabra de origen taíno aunque se señala que también puede provenir del guaraní donde se le denomina Manduví. Por su parte el término cacahuate es un nahuatlismo proveniente de cacáhuatl (cacao). En náhuatl se denomina tlālcacahuatl, significa cacao de la tierra; compuesto por tlalli –tierra, suelo– y cacahuatl–granos de cacao.

Contiene, entre otros, amidas, azúcares, aceites, proteínas y betaína. La República Argentina es el mayor productor latinoamericano y el noveno a nivel mundial.

El maní es una planta anual, fibrosa que alcanza de 30 a 50 cm de altura. Sus hojas son abruptamente pennadas en tanto los frutos, de tipo legumbre, crecen bajo el suelo, dentro de una vaina leñosa redondeada que contiene de una a cinco semillas.

Al tener su fruto una cáscara leñosa sin pulpa se lo considera un fruto seco. Las flores, de color amarillo, son aéreas al principio pero tras la fecundación se doblan e introducen en la tierra donde se forma la legumbre, constituyendo una rara curiosidad botánica.

Los frutos se comen tostados, también se emplean para preparar turrones y otros dulces. Del fruto se obtienen manteca, mantequilla y aceite. En el caso de la cáscara es empleada como combustible, en tanto la harina se destinada a elaborar productos para diabéticos: galletas, turrones, mientras con las semillas tostadas se hace un sucedáneo del café.

Me gusta la calabaza.

No se cuenta entre mis alimentos preferidos pero me gusta la calabaza, como dice una antiquísima canción popular cubana.
Su origen se remonta a la época precolombina y existen referencias sobre el cultivo de algunas variedades en China, Egipto y el Oriente Medio. Hoy, constituye una de las hortalizas de mayor consumo en todo el orbe.
Su nombre científico es Cucurbitaspp, pertenece a la familia de las Curcubitáceas —al igual que el pepino, el melón y los calabacines—, es una planta trepadora o rastrera, anual, de frutos voluminosos con gran contenido de agua.
Constituye una gran fuente de betacarotenos, vitaminas del complejo B, C y E, así como minerales: potasio, calcio, fósforo, hierro, magnesio y cinc. De ella se emplean las hojas tiernas, las flores, por supuesto el fruto y también las semillas. Estas últimas se emplean con fines alimenticios pero también antiparasitarios.
Sopas, guisos, ensaladas, postres, jugos, batidos y helados se preparan con la deliciosa calabaza.

Várices: más que un problema estético.

Mucho más que un problema estético, las várices constituyen una inequívoca señal de que existe un problema de salud — el cual debemos atender a la mayor brevedad posible—, de ahí que nuestra primera recomendación sea consultar a un angiólogo.

Sí, las várices ponen de manifiesto de la existencia de una alteración en la circulación venosa, bien porque las válvulas venosas no funcionan o porque las venas se han dilatado y ello no permite que lleven a cabo su función. A la larga, esas venas varicosas pueden originar una flebitis o una trombosis.

Aunque existen factores de riesgo que no son modificables —herencia, edad avanzada, ser mujer o embarazos—, los especialistas recomiendan un grupo de medidas que pueden ayudar a frenar el desarrollo de varices.

Entre ellos se encuentran: mantener la piel limpia e hidratada; evitar el calor directo intenso ya sea al exponerse al sol, por usar agua caliente para bañarse, acudir a saunas o depilarse en caliente. Son recomendables las duchas de agua fría desde los pies a los muslos, así como los masajes con geles y cremas específicos pues favorecen el retorno venoso.
Si de alimentación se trata, debe controlarse el peso, consumir alimentos sanos, ricos en fibra para evitar en lo posible el estreñimiento; también, se aconseja realizar ejercicio físico como mínimo 30 minutos diarios, subir escaleras, caminar, nadar y evitar la sedestación o bipedestación prolongada.

Cuando necesariamente se debe permanecer mucho rato de pie, se recomienda realizar, de vez en cuando, movimientos que activen el músculo de las pantorrillas, caminar de puntillas un rato o descansar media hora al día con los pies elevados.

En caso contrario, es decir si se debe permanecer sentado, evitar cruzar las piernas y mantenerlas elevadas en un reposa pies o sobre cojines, así como mover los pies, de forma regular, hacer ejercicio de extensión y flexión y elevar los talones varias veces del suelo.

Evite tanto la ropa como el calzado muy ajustados: pantalones, fajas y zapatos estrechos y puntiagudos. Lo ideal son los tacones de 3 a 5 centímetros de altura. Finalmente, duerma con los pies elevados de 5 a 10 centímetros.

Se me hinchan las piernas ¿qué hago?

Si Usted se encuentra entre quienes padecen de problemas circulatorios así como de retención de líquidos, es muy probable que durante los meses cálidos —en Cuba son prácticamente todo el año— la hinchazón en las piernas resulte mayor.

Hay una realidad, las féminas somos quienes padecemos, más frecuentemente, de este mal sobre todo en los tobillos y los pies, ello puede deberse a un asunto genético, de la menstruación, por permanecer mucho tiempo de pie o sentadas, por la aparición de varices, por usar calzados inadecuados y otras razones.

Aunque algunos de los aspectos anteriores no pueden ser modificados, sí podemos remediarlos, en parte, con una alimentación y modo de vida más sano.

Entre las sugerencias que le brindamos están: evitar lo más que podamos aquellos alimentos salados como los embutidos y las papas fritas; prefiera aquellos métodos de cocción bajos en grasa.

Incorpore a su dieta alimentos depurativos: cebolla, melón, pepino, tomate y de serle posible añada como condimento el jengibre, ¿la razón? Además de su sabor particular es una especia antiinflamatoria y que ayuda a la circulación.
Tome unos tres litros de agua al día para eliminar toxinas y mantener un adecuado equilibrio hídrico. Puede beber el vital líquido en infusiones, jugos, limonadas… y eso sí prescinda de las bebidas azucaradas y el alcohol.

¡Ah!, ¿pensó que se libraría de los ejercicios? pues según los especialistas constituyen la mejor forma de estimular la circulación sanguínea, así que practique, en todo caso consulte con un angiólogo quien podrá indicarle el tipo de ejercitación a realizar de acuerdo a sus posibilidades personales, de entrada le digo que la natación es ideal.

Finalmente, dese duchas de agua fría en las piernas y muslos y masajéelos de ser posible con un guante, además de poner siempre que pueda las piernas en alto. Un cojín será suficiente para ello.

Endurece el abdomen en pocos minutos con este método japonés.

Para seguir el método Tábata, lo primero que se debe hacer es un pequeño calentamiento de los músculos con el fin de disminuir el riesgo de lesiones. Luego de ello deberás tumbarte boca arriba en el piso y tensar el abdomen al subir un poco las piernas, una vez tenso el abdomen deberás aguantar esta posición por unos 30 segundos.
Luego ponerte de pie y comenzar a realizar pequeños saltos, aterrizando siempre con las piernas abiertas y las rodillas flexionadas. Repetir esto durante unos 20 segundos.
Para continuar el ejercicio se deben hacer flexiones, pero al final de cada flexión se debe doblar la rodilla hasta el pecho, este ejercicio se repite por unos 10 segundos más. Si aún queda energía, se pasa de nuevo a los abdominales, pero con una diferencia, deberás estirar los brazos hacia arriba y justo cuando hagas el abdominal, deberás abrazar tus piernas. Repite el proceso durante unos 20 segundos. Con este último paso concluirías la rutina y podrías comenzar de nuevo, sin exceder los cuatro o cinco minutos de la misma. Como puedes ver, es algo intensa, pero los resultados se notarán con el paso del tiempo.

Consejos de belleza

¿Patas de gallina? Ablande unas mezclas de ajo y cebolla machacadas primero, y cocidas después en una cantidad mínima de agua. Luego pase esta mezcla sobre esas feas patas de gallina…! Verá muy pronto los resultados! Contra la aparición de arrugas… Para no favorecer la aparición de las arrugas, la aplicación de cremas debe realizarse …

Consejos para el hogar

¿Te quemaste con aceite o vapor? Espolvoréate rápidamente la zona con harina de Castilla, te aliviará mucho el escozor que éstas producen y no dejará ampollas. ¿Te quemaste la lengua? Toma un trozo de canela en rama y chúpala durante un rato. Verás qué alivio y que rápido cicatriza. ¿Quieres que tu ramo de rosas …